Características típicas de una pareja manipuladora

Años de relación, proyectos en común, conoces a su familia, sus amistades, pero tú no te sientes la misma persona, la tristeza y el agobio te acompañan, los que te rodean te dicen que no eres el mismo o la misma, que parece que solo ves por los ojos de tu pareja, y desde que os conocisteis dejaste de ser tú. Y te preguntas ¿qué está pasando? ¿realmente me quiere? Si me quiere, es normal lo que me hace y dices, ¿por qué me hace sentir tan mal? ¿por qué todo el mundo se mete en mi relación?

Te damos la respuesta a todos esos porqués, a los que aún no les has puesto nombre, pero que te están avisando de que algo ocurre. Pues bien, este tipo de relaciones, las relaciones tóxicas, suelen pasar desapercibidas al principio, pero hay ciertas características que nos pueden indicar que nuestra pareja es manipuladora.

Cómo detectar si nuestra pareja nos está manipulando

A continuación, te decimos cómo detectar si vuestra pareja os manipula:

    1. Si os acabáis de conocer y escuchas frases como “no puedo vivir sin ti”, “estoy enamorado/a de ti” “eres la persona que siempre he buscado”, y a ello le acompaña una emoción intensa que va desde la alegría hasta el llanto, de la euforia hasta la locura, cuidado. Ponle especial atención a estas palabras, porque quizá le gustes mucho pero, si apenas te conoce, es difícil que se haya enamorado, y mucho menos, que no pueda vivir sin ti.
    2. Si esa persona tiene la necesidad de dar pasos agigantados y apresurados en la relación, ojo. Cuando sientes presión para tomar decisiones, o ir adquiriendo compromisos en la pareja, como iros a vivir juntos, presentaros en sociedad, etc., hay que ponerle atención. La prisa no es compatible con la reflexión, y ciertas decisiones en la pareja necesitan ser pensadas.
    3. Cuando empieces a dudar de ti, incluso ante cosas obvias, déjate guiar por tu intuición, quizá en ese momento, puede ser tu mejor compañera.
    4. Te hace sentir culpable casi por cualquier cosa, y por supuesto, él o ella será la víctima. Siempre habrá alguien a quien echarle la culpa, que en la mayoría de los casos serás tú.
    5. Lo que dice no se corresponde con lo que hace. Sus palabras dirán que “te quiere”, “que sois una pareja ideal”, pero sus actos y sus emociones no apuntan en esa dirección. Te mira como si no te soportara, te dice que te apoya, pero se queja de lo mal que lo haces todo.
    6. Poseen la cualidad de contagiar sus emociones. Cuando la persona manipuladora se siente mal, se encarga de que tú, y todo el mundo lo sepa, por lo que la persona más cercana, que tiende a ser tú, te sientes responsable de sus emociones, y tratas de hacerle sentir mejor, de la manera que sea, olvidándote de ti.

Cuando tengas la mera intuición de que tu pareja te manipula, pregúntate si tu mejor amigo o amiga estuviera en tu situación, que le dirías. Si la respuesta es que se aleje, ponle conciencia y comienza a coger las riendas de tu vida. A veces puede resultarte difícil separarse física y emocionalmente, en el siguiente post te daremos las claves para que puedas conseguirlo.