Depresión

La depresión en si misma, es la pandemia del Siglo XXI y su concurrencia con problemas de ansiedad, trastornos psicosomáticos, adicciones etc, hace que esté presente en muchas personas. Se considera un problema de notable importancia clínica y con un gran impacto psicosocial.

Antes de nada, empezaremos por explicar los tipos de depresión. Estos se pueden clasificar en:

  • Depresión mayor: los síntomas depresivos son intensos y aparecen en forma de episodio (semanas o meses).
  • Distimia: los síntomas depresivos son menos intensos, pero son incapacitantes por ser crónicos (duran como mínimo 2 años).
  • Trastorno adaptativo: los síntomas depresivos son leves, están presentes durante un breve periodo de tiempo y son debidos a algún problema que ha sufrido el paciente.

Además, es muy importante conocer los factores de riesgo y la probabilidad de desarrollo del trastorno depresivo si estos están presentes. A continuación, se exponemos los más significativos:

  • Factores personales y sociales: numerosos estudios indican que los trastornos depresivos son más comunes en mujeres que en hombres, iniciándose en la adolescencia y manteniéndose en la edad adulta. Para el desarrollo de un trastorno depresivo, influye además la situación económica y laboral de las personas, así como su estado civil. Que una persona este soltera, divorciada o viuda, puede aumentar los niveles de estrés y desembocar en un trastorno depresivo.
  • Factores cognitivos: los esquemas negativos, los pensamientos automáticos, las distorsiones cognitivas, junto con un estilo rumiativo de respuesta, pueden ser factores que contribuyan al desarrollo de un trastorno depresivo.
  • Factores familiares y genéticos: las personas con familiares de primer grado de parentesco que padecen depresión, tienen más posibilidades que el resto de la población de presentar un trastorno depresivo.

¿Cómo saber si tengo depresión? Es muy importante reflexionar sobre si se presentan alteraciones en alguna de estas áreas:

  • Afectiva: la persona presenta tristeza, apatía, abulia, abatimiento, desanimo, disminución de la capacidad de disfrute, etc.
  • Comportamental: presenta agitación motora, lentitud al hablar y andar, disminución del nivel de actividad, etc.
  • Cognitiva: presenta una disminución de la capacidad de concentración, memoria, atención, etc.
  • Fisiológica: presenta insomnio o hipersomnia, disminución del apetito, de la actividad y del deseo sexual, dolores y molestias.
  • Interpersonal: presenta una disminución de interés por los demás y deterioro de las relaciones sociales.

Como diría García Lorca, la depresión; Es el más terrible de todos los sentimientos, pues es, el sentimiento de tener la esperanza muerta. García Lorca