El Efecto Avestruz

El Efecto Avestruz, también conocido como “Síndrome del avestruz”, es la actitud que determinadas personas presentan ante los problemas, las crisis de la vida cotidiana o situaciones potenciales de peligro.

Este comportamiento revela una personalidad con baja capacidad de autocontrol emocional, pues quienes presentan tendencia a evadir los problemas o “esconder la cabeza en un agujero” de forma consciente, con objeto de poder rehuir o esquivar la información necesaria para enfrentar dichas situaciones, lo entienden como algo molesto, incomodo e irritante.

Esta forma de actuar puede venir generada por una creencia errónea de la persona, por considerarse inferior a los demás, por ser más sensible a los eventos negativos, por creer que no tiene el control sobre los acontecimientos que le suceden,…

¿Cómo evitar el Efecto Avestruz?

En estas situaciones lo más importante es poder anticiparse a la crisis o problema para, de este modo, tomar ventaja a la hora de ir modelando la solución al mismo.

Pautas efectivas y ejemplos que nos servirán para eliminar el Efecto Avestruz:

  • Reducir la ansiedad a través del ejercicio, la meditación, el mindfulness, los buenos hábitos de sueño, el uso del sentido del humor, la alimentación saludable,…
  • Disminuir la incertidumbre mediante el análisis en profundidad del problema en cuestión.
  • Rebajar el miedo provocado, identificando el origen de dicho miedo, reflexionando sobre él, pasando a la acción y afrontándolo.

Con estos consejos, estaremos listos para cualquier crisis o contratiempo que pueda acontecer en nuestra vida diaria.