Mediación

La mediación es un proceso de negociación en el cual, diferentes partes implicadas en una disputa o enfrentamiento, intentan solucionar por sí mismas dicha problemática, con la ayuda de un tercero imparcial llamado mediador.

La función principal del mediador, es la de guiar las sesiones; plasmar las inquietudes, interpretar los estados de ánimo, aclarar las posiciones, en definitiva, ayudar a las personas implicadas, a que participen en el proceso de mediación, para poder encontrar una solución óptima para ambas partes. Y si esto no sucediera, disminuir el conflicto, para derivarlo a la vía judicial.

Los procesos de mediación, que más trabajábamos en Psicoclinic, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, son; Mediación en Familia, Mediación en Acogida o Adopción, Mediación en Divorcios y Mediación en Divorcios con Hijos.

La mediación siempre es voluntaria, y ninguna de las partes, está obligada a  mantenerse en el procedimiento, ni a concluir en un acuerdo. Pero esta, va adquiriendo en la actualidad, cada vez más presencia, en la solución de conflictos y problemas, ya que cuesta mucho menos dinero que un litigio legal y se desarrolla en menos tiempo.