Nosotras

PSICOCLINIC Córdoba es pionera en Andalucía y está orientada a la atención psicológica y psicoterapéutica de adultos, adolescentes y niños. Para cualquier tipo de dificultad y/o malestar psicológico-emocional que esté afectando a su estado de ánimo o a áreas importantes de su vida (académico, familiar, laboral, …). También para aquellos que se encuentran en situaciones de crisis, de bloqueo, o que desean mejorar su vida y sus relaciones. Cada caso se valora y se trata de manera personalizada y desde una línea integradora: tanto la problemática, necesidades, contexto y características particulares de la persona que consulta, como el tipo de intervención que resulte más adecuada.

MARIA LUISA VALLEJO TORRES
MARIA LUISA VALLEJO TORRES
  • Doctorando en Ciencias Forenses
  • Licenciada en Psicología
  • Master en Psicología Jurídica
  • Master en Gestión y Dirección de Empresas
  • Técnico Superior en Mediación Familiar
  • Experta en Menores Agresores
  • Educadora
LILIANA NUÑEZ AMADOR
LILIANA NUÑEZ AMADOR
  • Licenciada en Psicología
  • Master en Psicología Clínica Legal y Forense
  • Master en Psicología General Sanitaria
  • Perito Judicial en Psicología del Testimonio por la Unidad de Formación de la Policía
  • Psicóloga en Instituciones Penitenciarias, con grupos de Violencia de Genero y Agresores Sexuales
  • Educadora
SONIA EGEA SALAS
SONIA EGEA SALAS
  • Licenciada en Psicología
  • Máster en Psicología Clínica en la Infancia y la Adolescencia
  • Máster en Psicología Clínica y de la Salud
  • Máster en Dirección de Recursos Humanos
  • Educadora Social
MARIA LUISA VALLEJO TORRES

Tomar la decisión de ser Psicóloga, fue fácil, tenia claro que veía mi futuro profesional, ayudando a personas, que en algún momento pudieran necesitarlo. Siempre digo, que soy psicóloga por vocación. El comportamiento humano me ha fascinado y el por qué de la enfermedad física y mental, también.

Con el paso del tiempo, fui especializándome en temas Jurídicos, Forenses y Criminológicos, sobre todo en comportamientos violentos en jóvenes. Esto, me ha dado la oportunidad de trabajar en grandes casos, poder conocer a fantásticos letrados y profesionales del mundo de la salud. Muchas veces pienso que la vida me ha regalado oportunidades, por encima de mis expectativas, el desarrollar esta profesión, es una de esas cosas, que piensas que no podrás hacer, y sí, se hace y se consigue.

Psicoclinic, fue un proyecto que se forjó hace años en mi tierra, que ha ido creciendo poco a poco, con pasos firmes y certeros, teniendo presencia en la actualidad, en diferentes provincias andaluzas. El abrir en la ciudad de Córdoba, fue capricho del destino, pero una decisión muy buena y acertada.

Espero poder continuar formándome, creando proyectos junto a mis compañeras, y como no, seguir aprendiendo de cada una de las personas que nos visitan, pues ellos siempre han sido, mis mejores maestros.

Para finalizar, os dejo una frase, que repito a menudo “Aunque nada cambie, si yo cambio, cambia todo

LILIANA NUÑEZ AMADOR

Soy una apasionada de la psicología y devoradora de libros. Cuando comencé mi andadura en la psicología, tenía claro que camino quería seguir. Sabía, que no estaría sentada entre papeles ni en un laboratorio seccionando cerebros de pequeños roedores. Pero si estaría entre test psicológicos, informes, juzgados, conferencias, pero, sobre todo, con personas. Personas que, por circunstancias de la vida, se han visto desbordadas y sobrepasadas, llevándoles por unos senderos que ni ellas mismas conocían, ni sabían que podían llegar a existir (personas que se sienten tristes, ansiosas, que se ven sin estrategias de afrontamiento…). Y personas que, por un motivo u otro, se encuentran inmersas en un proceso judicial que jamás se hubieran llegado a imaginar; o aquellas que los juzgados se convierten en un modo de vida.

De ahí que comenzará mis estudios en Psicología, y Psicología forense, profundizando y especializándome cada vez más con continuas formaciones específicas (Perito Judicial en Psicología del Testimonio, experiencia en prisión con penados, etc.,) y numerosos proyectos entre manos.

Mi otra gran pasión son los niños, la educación y su psicología. Posiblemente debido a la experiencia personal y situaciones que me han tocado vivir, comparto un tipo de educación “alternativa”. Desde mi punto de vista, es inteligente asumir y llevar a cabo todo aquello que nos favorezca, y que tengamos a nuestro alcance. Es por ello que, a grandes rasgos, por mi formación profesional, comparto un estilo cognitivo-conductual; mientras que, por la experiencia vital, defiendo muchos de los principios de la educación Montessori. Creo en la compatibilidad de ambos paradigmas, cada uno centrado en aspectos diferentes, pero complementarios, a mi modo de ver.

SONIA EGEA SALAS

Hace varios años que comencé a soñar con algo que a día de hoy es una realidad. En esos momentos de soñar despierta, entendí que precisamente era este el camino que quería recorrer. Me considero dentro de ese grupo de personas afortunadas que destinan su tiempo a lo que realmente les apasiona. Entiendo la Psicología como algo vocacional a la vez que profesional, desde la pasión por ayudar bajo una perspectiva cognitivo conductual, apoyando y orientando a las personas en situaciones adversas, y guiándolas en su crecimiento personal.

Fue durante mi etapa profesional trabajando con niños/as y adolescentes, cuando decidí profundizar y especializarme en Psicología Clínica en la Infancia y la Adolescencia, lo que me permitió conocer más y mejor el mundo infanto-juvenil. Esto me llevó analizar y tener una visión más global de los menores y del ambiente que les rodea. Y es que, “la infancia es una etapa maravillosa; no hay pasado, no hay futuro, solo un presente que se mira con inocencia e ilusión“.

Durante mi experiencia con niños/as con necesidades específicas de apoyo educativo y con personas con discapacidad intelectual, he podido confirmar cada día los valores que aportan a quienes nos rodean: constancia, empatía, afán de superación, lealtad… Tienen capacidades diferentes y demuestran una fortaleza digna de admiración. Por lo que considero que esta es una aventura que merece la pena vivir.

Y el resultado final de ese ‘momento revelación’ es la sensación de sentirme realizada personal y profesionalmente, disponiendo de la motivación por seguir formándome y creciendo cada día, y la satisfacción de dedicarme, junto al equipo que formamos PSICOCLINIC, a impulsar a las personas para seguir caminando, porque “No importa lo despacio que vayas, siempre y cuando no te detengas”.