Problemas de adolescentes

Solemos percibir la adolescencia como una etapa difícil llena de confusión, miedos, incertidumbre… Se produce una ruptura con el mundo infantil, se dan cambios a nivel fisiológico y en las relaciones con los demás. Igualmente, en este periodo, aparecen circunstancias significativas para la vida del adolescente, donde tiene que tomar sus propias decisiones asumiendo los riesgos. Esta etapa es determinante para el desarrollo de la personalidad del adolescente, ya que es donde se define su identidad y van adquiriendo nuevos valores.

Es habitual que los jóvenes sufran distintos problemas que generen repercusiones en el ámbito familiar, académico o social, generando incertidumbre e intranquilidad a las personas que están a su alrededor.

Los problemas o trastornos más comunes que suelen darse en la adolescencia, entre otros, son: problemas emocionales, trastornos de conducta, adicciones, problemas de relación, trastornos de la conducta alimentaria, trastorno del control de impulsos

Es muy frecuente sentir la necesidad de buscar ayuda y orientación profesional, tanto por parte del propio adolescente porque se sienta desbordado con la situación problemática, como por los padres, por no saber cómo intervenir o actuar con sus hijos/as.

En la terapia psicológica, analizaremos y resolveremos aquellas situaciones disfuncionales implicando en el proceso terapéutico al adolescente, con el fin de realizar cambios a nivel cognitivo, emocional y conductual, facilitándole las habilidades y estrategias de afrontamiento necesarias para empoderarle en la resolución de sus problemas en las diferentes áreas de su vida, desde una perspectiva integradora con la máxima profesionalidad.

Conocemos la existencia de los problemas personales, psicológicos y sociales a los que los adolescentes se enfrentan, y sabemos que es fundamental promover un buen desarrollo integral de sus facultades, algo que les llevará a lograr un adecuado desarrollo de su personalidad y de su moral.